Cinco mujeres, juntas y divertidas, montan un "sarao", como dice María de Zayas. Cinco actrices. Cinco actrices que interpretan a cinco mujeres adultas, niñas de clase bien, amigas y cómplices, que viven con pasión el agridulce sabor de sus amores, y la atracción que sienten por el sexo. Tres de ellas interpretan a tres hombres que practican sexo abierto, pero pretenden ser sus dueños. Llevadas por el ímpetu desinhibido de Fenisa, deciden por fin vivir en libertad... "Adiós, dueño mío", una versión libre de la comedia de María de Zayas.

Podríamos decir que el sexo es un lenguaje que nos comunica, por el que nos expresamos y acercamos a uno de los placeres mas desconocidos y fascinantes que nos da la vida. No implica un proyecto vital, no implica sumisión de ninguna de las dos partes. Libre de presiones emocionales y de condicionamientos sociales, podría convertirse en un juego placentero y pleno cuando se suma la química hormonal con la complicidad del pensamiento. Uno de los regalos de la vida. Socialmente aceptado por y para el hombre. Rechazado si este comportamiento lo practica la mujer. María de Zayas alertó de esta incidencia hace 400 años y peleó firme, con inteligencia, con humor y con el convencimiento de que llegaríamos a entender que el sexo libre no va de la mano de los votos sagrados del compromiso. 

Ficha artística y técnica:

Texto María De Zayas
Dirección y dramaturgia Magüi Mira
Versión Emilio Hernández
Intérpretes Marta Calabuig, Pilu Fontán, Rosana Martínez, Laura Valero, Silvia Valero

El 1 de agosto

Michael's Legacy

Jackson Dance Company

Diseñado y desarrollado por Eclectick