Actualidad

Un thriller rural en el medio oeste norteamericano de los años 30

La actriz Rosa López muestra en Sala Russafa su faceta como autora dramática con esta obra dirigida por Chema Cardeña, que sigue los pasos del ‘country noir’

El género negro tiñe el teatro de Sala Russafa con el estreno absoluto de Bajo el polvo. Dentro de su ‘10é Cicle de Companyies Valencianes’, el teatro de Russafa acoge del 13 al 30 de mayo esta obra de Noir Producciones, formación especializada en espectáculos de género negro, mucho más común en el cine o la literatura que en las artes escénicas. 'Bajo el polvo' se ha desarrollado dentro del Programa de Residencias Creativas de Sala Russafa. Su estreno estaba previsto para mayo de 2020, pero la pandemia ha obligado a retrasar un año su llegada a los escenarios.   

Maestros tan dispares como Patricia Highsmith o Fred Vargas en la literatura, y John Huston o Alfred Hitchcock en el cine, han ido definiendo los rasgos del género negro con obras de ficción que suelen recrear la investigación policial o detectivesca de un crimen. Cultivando el suspense, hacen partícipe al público de un recorrido en el que se va conociendo a los personajes y se dejan entrever sus motivos para ser considerados culpables o no. Son tramas cautivadoras, que han encontrado en la novela y en las películas mucho mayor predicamento que las artes escénicas. Sin embargo, València cuenta con una de las escasas formaciones teatrales especializadas en este género, Noir Producciones, que del 13 al 30 de mayo estrena en Sala Russafa Bajo el polvo, una propuesta incluida en el ‘10é Cicle de Companyies Valencianes’.

La obra se ha desarrollado dentro del programa de Residencias Creativas del centro cultural, que acompaña a las formaciones beneficiarias en la puesta en pie de montajes teatrales, cediendo espacios de ensayo y trabajando con los técnicos de la sala para la puesta en escena.

Su estreno estaba previsto para la pasada temporada, pero el cierre del teatro a causa de la declaración del primer Estado de Alarma obligó a retrasarlo un año. Ahora llega a las tablas esta nueva propuesta de Noir Producciones, que en anteriores ocasiones ha presentado en Sala Russafa adaptaciones teatrales de clásicos del género como La soga o Un crimen perfecto. Pero por primera vez cuentan con una historia original, creada por la actriz Rosa López, quien revela con esta obra una faceta literaria que viene cultivando desde hace años.

López se inspira en el popular subgénero ‘country noir’, thrillers ambientados en pequeñas poblaciones de espacios rurales. Y aprovecha un fenómeno climático real para subrayar la tensión de esta historia, recreando una de las tormentas de polvo que en los años 30 azotaban el empobrecido Medio Oeste de los Estados Unidos, arruinando las cosechas y generando unas durísimas condiciones de vida que agravaban la crisis económica provocada por el crack del 29.

Personajes oscuros, una lucha contra el tiempo y la capacidad de perdón

La trama de Bajo el polvo transcurre en el pueblo ficticio de Holeville, metáfora de los lugares más oscuros del alma. Allí regresa Joseph Barrows, un inspector de policía retirado, tras varios años de ausencia. La reconstrucción que intentará hacer entorno a las verdaderas causas de un incendio en el que han muerto tres chicos, desenterrará los secretos de los habitantes de este pequeño rincón, paradigma de una sociedad hermética e intransigente.

Jaime Vicedo, Darío Torrent, Raquel Ortells y Manu Valls, junto a la propia López y Ruth Lezcano (quienes comparten papel y se alternan en las representaciones), dan vida a los personajes de esta historia, que responden a los estereotipos del género negro, con su doble faz y sus intrigas. Pero van más allá, bebiendo de referencias literarias como Las uvas de la ira, de John Steinbeck, y representando a auténticos perdedores, como los de Tennessee Williams. “Son oscuros, sin modales, un poco primitivos… defienden por encima de todo el sentido de comunidad y se atrincheran frente a lo que viene de fuera, por miedo. Ese carácter mezquino les hace tremendamente humanos e inquietantes, capaces de lo mejor, pero también de lo peor”, explica la autora e intérprete de la obra.

Mientras que el director resalta la dificultad de llevar al teatro una trama de género negro puro, donde los detalles tienen gran importancia para ir dando pistas al espectador. “Aquí no tenemos las herramientas del cine y la literatura, no hay primeros planos ni descripciones. Así que hemos buscado otros recursos para atraer la atención sobre las pequeñas cosas porque, en realidad, dan mucha información a los espectadores y es importante que no se pierdan ni un detalle”, comenta Cardeña, quien ha trabajado con el espacio sonoro y la iluminación para subrayarlas.

Sobre el escenario se recrea el patio trasero de la casa de una granja, donde el sonido del viento y la suciedad va apropiándose de unas sábanas tendidas que marcan la progresión implacable de la tormenta, cada vez más cercana, que amenaza con cubrirlo todo de polvo negro. La lucha contra el tiempo para descubrir la verdad marca a esta propuesta, única en la cartelera, un thriller lleno de suspense, capaz de trasladar al público a otro espacio y lugar.

Hasta el 30 de mayo, Noir Producciones vuelve a Sala Russafa con un espectáculo en el que, junto a la investigación detectivesca, subyacen temas como el perdón, la disposición para admitir nuestros propios actos y el tormento de sus consecuencias. En definitiva, una historia sobre el ser humano y todo lo que pretende esconder bajo el polvo.   

Drama Chema Cardeña Teatro Thriller
Foto de TEA3, autor del artículo

TEA3

Equipo de redacción

Diseñado y desarrollado por Eclectick